Milton Susilla ©

 

Morgana Le Fay

 

Cuando me inicie en la escuela de alta magia

no sabía que me enamoraría de la Maestra Morgana Le Fay.

 

Triste cual Arturo sin Excálibur haciendo el papel de aprendiz de brujo.

Tendido en mesa redonda quedo mi corazón en prenda

de los hechizos de la mirada titilante de sombras de Luna,

no cabalga más la armadura oxidada en verdes valles,

esclavo del conjuro de su voz sin eco,

atrapado en el laberinto de dragones con alas de mariposas

que acarician con fuego los charcos que aún me habitan.

 

Ni bóveda de acero en caballeros.

Ni rompe maleficios de viejo Merlín

podrían despertar a quien duerme a placer.

Piedra sobre piedra, y sobre piedra el cincel

que me ha de llevar al fénix de cenizas humeantes

que siempre por amor yo soy.

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

 

Entre Moreno y Morena

 

Todo sigue enrarecido en Puebla. MORENA gana las alcaldías del Estado, gana 14 de 15 diputaciones federales, gana mayoría en el congreso local, ¿y pierde la gubernatura? ¡Algo no cuadra! Y sin embargo el IEE otorga constancia de mayoría a la coalición encabezada por el PAN…

Tal vez sea motivado por el robo de urnas a punta de pistola, los laboratorios electorales clandestinos, las operaciones electoreras de las policías municipales y estatal, los muertos durante y previo a la jornada, los magistrados y altos funcionarios estatales operando en la elección, la alteración de actas para el PREP, el robo y sustitución de las sábanas de resultados, la compra de votos y el carrusel de los mapaches, las amenazas físicas y verbales a votantes y funcionarios electorales o por el personal y vehículos oficiales de la fiscalía, ayuntamientos y Ministerios robando casillas…

Tal vez todo esto ayude a aclarar y legitimar una elección de Estado. “POS’ SÓLO QUE POR ESO SEA” que el instituto electoral local le dé el gane a la Sra. de Moreno Valle y no a MORENA. Con un órgano electoral a modo y el poder del aparato estatal, la razón y la voluntad del pueblo no puede.

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

Miradas

 

Embrujos de media noche

Miradas que se encuentran

Cocullos titilantes

Ojos de desolación.

 

Lumbreras sofocadas

Destinos que se encuentran

Estrellas apagadas

Ojos sin pasión.

 

Hechizo nocturno

Labios que se encuentran

Esboza una sonrisa

Resurge en las cenizas.

 

Andanza nocturna

Encontraron su camino

Tus ojos carbón encendido

Los míos color de miel.

 

Cuerpo convertido en verbo

Labios se recorren

Manos que se quieren

Aun sin poderse ver.