Un hombre de 55 años de edad perdió sus dos brazos luego de estar alimentando a dos tigres en un lote baldío.

Un hombre perdió sus brazos luego de que fue mordido por uno de los tigres que alimentaba y cuidaba en un terreno baldío, Cipriano Álvarez de 55 años de edad se encontraba alimentando a dos tigres en un circo que se encuentra en el municipio de Villa Canales en Guatemala.

El hombre fue atacado el día de hoy por uno de los felinos, el hecho tuvo lugar en una parcela de la aldea El Jocotillo en Villa Canales. En ese lugar Cipriano alimentaba al menos a 13 felinos más.

El hombre fue atendido en la sala de emergencia del hospital de Cuilapa, pero tras los daños que le ocasionó el tigre en los huesos y tejido, fue imposible realizarle una cirugía para poder reimplantarle los brazos.

Tigre ataca a su cuidador.
Tigre ataca a su cuidador.

Cipriano contó a los médicos que él estaba alimentando a los tigres, pero que metió demasiado las manos en la jaula y uno de ellos lo mordió.

Jimmy Navarro, el director de la regional metropolitana del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), que está a cargo del caso, señaló que localizaron a 13 felinos en este recinto que son propiedad de un circo.

Según los informes los tigres están en el lugar de manera provisional, esperando ir a Belice por motivos laborales.

JOCOTILLO,
Parcelamiento San Rafael

TIGRE LE DEBORA LOS DOS BRAZOS A PERSONA.

A la emergencia del hospital de Cuilapa ingreso en una ambulancia municipal de Villa Canales el señor CIPRIANO ÁLVAREZ de 55 años, quien presentaba la amputación de los Brazos pic.twitter.com/Qu7rmfRy9v

La persona trabaja en un circo y fue allí donde sucedió el incidente que deja a la persona sin brazos y en estado delicado de salud por la pérdida de Sangre . pic.twitter.com/HnALbU7yat

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

De acuerdo con Navarro, la víctima es papá del encargado de cuidar a los animales y los propietarios del circo tienen la documentación del registro de colección, por lo que no hay problemas para tener a los tigres.

No es la primera ocasión que sucede algo similar, ya que hace unos años una mujer hizo una visita al circo e introdujo la mano en una de las jaulas de los tigres, sufriendo una amputación en dos de sus dedos, los cuales pudo recuperar luego de varias cirugías realizadas, los dueños del circo se hicieron responsables de todos los gastos en las cirugías que recibió la mujer.

 

Fuente: La verdad.