Creo que nunca lo dejaré, es dinero fácil, es como una droga». Daniela tiene 22 años, estudia comunicación social y, como la gran mayoría de los jóvenes venezolanos, su meta principal para este año era ahorrar todo lo posible para poder emigrar, en este caso a Chile.

Llega un momento en que te das cuenta que ir a una oficina o estudiar una carrera en Venezuela no vale la pena y estás perdiendo el tiempo», me cuenta vía whatsapp a altas horas de la noche, «me di cuenta que para poder lograr mis sueños, no había alguna otra manera de ganar dinero y poder ahorrar».

Una noche, revisando sus mensajes de Snapchat, notó que tenía un nuevo seguidor: una cuenta llamada «casting takeover». Daniela siguió de vuelta a la cuenta y, minutos después le llegó un mensaje que decía: «¿quieres hacer takeover?» (usar la cuenta por un periodo de tiempo determinado).

La curiosidad de Daniela hizo que aceptara la propuesta, sin saber de lo que se trataba.

En cuanto te dan la clave y haces el takeover, los seguidores de esa cuenta ven la foto de perfil que eliges y comienzan a ofrecerte dólares por fotos o videos en los que estés desnuda y por tu cuenta personal de Snapchat. Acepté la primera oferta de 20 dólares por una foto para probar».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció, este 15 de enero, por cuarta vez en su mandato, el aumento en un 50 por ciento del salario mínimo, quedando su total integral en 148.638 BSF (25 dólares, aproximadamente). Así que, estamos hablando que Daniela, por vender una foto desnuda en Snapchat con un precio de 20 dólares, ganó lo que un venezolano con salario mínimo percibe en 20 días de trabajo —según el precio del dólar negro hasta el 24 de abril del 2017—.

A pesar de que la emigración venezolana y la inestabilidad social, económica, política en Venezuela están bien documentadas, poco se dice acerca de las personas que debido al poco poder adquisitivo del venezolano, y la devaluación de la moneda, no pueden emigrar del país.

Ahorrar en Venezuela, con una canasta alimentaria en 772.614,30 BSF —un poco más de siete veces el salario mínimo—, es misión imposible.

Es muy frustrante ver cómo trabajando medio tiempo, con un par de trabajos freelance y estudiando también, no me alcanzaba ni para llegar a mitad de mes, mucho menos ahorrar. Esa es la situación de la mayoría de los venezolanos y cada vez es más difícil salir debido al precio del dólar. Encontré una manera muy fácil de ahorrar y poder salir del país usando Snapchat y no la iba a desaprovechar».

El método es simple: haces el takeover de la cuenta y esperas a que varios seguidores de esa cuenta te escriban pidiendo tu «Snapchat premium» —tu cuenta personal— y, a cambio del nombre de usuario, les cobras los dólares.

Fuente: Central.